Search
  • Lucy Arciniega

Disparándole a Valentín.

-Really Lucy? Really? Sonrío al escuchar mi frase de batalla en sus labios. El “really” lo uso seguido en respuestas sarcásticas, él me la está devolviendo con un doblete digno de Williams. -No te puedo creer que esta fecha te esté pegando cómo importante, carrizo celebraste tus 50 con alegría plena, navidades, fin de año por amor a Dios, no te me rajes este viernes, tienes que venir! Mordisqueó una manzana, observando el ritmo del supermercado, sonrío al ver una bebe que saluda con sus dos manitos desde el carrito de compras, le pido que mire en su dirección para devolver tan especial saludo. El gesto se le relajó a la efusividad de la beba. Nos levantamos camino al estacionamiento, tengo claro que el debate no ha terminado. Me apoyo contra mí auto y prendo un cigarrillo, escucho otra vez el sermón de mi mal hábito. -Loco déjate de romper, en algún momento yo diré hasta aquí, mientras tanto no jorobes. -Te paso buscando o nos encuentras en el restaurante? -Ni una ni la otra, tengo una cita con Maddow y de ahí un maratón con Netflix. -Me puedes explicar porqué? Inhalaba mi cigarrillo mirando lejos, me costaba poner en palabras mis razones, sentía que vocalizandolas serían aún más reales de lo que sentía. -El año pasado recibí el acostumbrado saludo de Valentín, corazones , rosas y recuerdos de cuan especial era en su vida. El estaba celebrando con alguien más, fue una cruenta realidad descubrir que fue una celebración de a cuatro, con la mitad del cuarteto ignorando la traición . Su gesto se convirtió en algo que no pude descifrar. -Puedo ir a tu casa a ver Netflix contigo? -Tal vez otro día.




2 views
  • icon_quora-512
  • Black Twitter Icon
  • Youtube
  • Facebook

Súmate a mi grupo de contactos

© 2023 by Lucy Arciniega. Proudly created with Wix.com

  • Black Twitter Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon